viernes, 17 de enero de 2014

Juan Gelman



No es la primera vez que hablamos de Juan Gelman.
Ahora se ha muerto y me gustaría recordarlo con un poema suyo que se llama...


Epitafio

Un pájaro vivía en mí.
Una flor viajaba en mi sangre.
Mi corazón era un violín.

Quise o no quise. Pero a veces
me quisieron. También a mí
me alegraban: la primavera,
las manos juntas, lo feliz.

¡Digo que el hombre debe serlo!

Aquí yace un pájaro.
Una flor.
Un violín.



Supongo que sería buena idea dejar escrito un epitafio para ocasiones como ésta. O no. Como queráis. Os dejo abiertos los comentarios.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy bello epitafio el de Gelman. Imposible acercarse siquiera.

martusa dijo...

lo hice lo mejor que pude

BRAGAOMEANO dijo...

Para que quiero epitafio, si puedo vivir eternamente.

Beatriz dijo...

Me encanta leer y que aquello que leo me de por pensar y darle mil vueltas en mi cabeza sobre la vida y la muerte. Eso es lo que ha conseguido este texto. Pasar por mi blog http://lapecosacharlatana.blogspot.com.es/