sábado, 21 de enero de 2017

Goldberg Variations


Mi amigo David ya ha publicado su versión electrónica de las Variaciones Goldberg. Aquí podéis escuchar una muestra.
Si queréis hacer feliz a un hombre, descargadlas y, sobre todo, escuchadlas y contadlo en los comentarios.

El ejercicio de hoy es escuchar el aria de las variaciones, la primera pieza y también la última y escribir lo que os sugiera.

Aunque nunca será lo mismo, también podéis hacerlo escuchando la magistral versión de Glenn Gould de 1982.

sábado, 14 de enero de 2017

Atlas Pessoa


En el Círculo de Bellas Artes hay una exposición de Pessoa impresionante. Si queréis ir a verla, os lo recomiendo, pero si no vais a otra cosa al Círculo (terraza, exposición de Capa en color hasta mañana, La pecera, etc.) no es necesario acercarse, porque todo el material que se expone en distintas pantallas está en su web (ver Mediateca).

Lo más alucinante de todo es el Atlas Pessoa. No os digo nada más. Entrad y ved.

Pessoa ya estuvo en el taller escribiendo cartas de amor ridículas y una poética de los viajes. Hoy nos trae este texto incluido en El guardador de rebaños de su heterónimo Alberto Caeiro:

V

Bastante metafísica hay en no pensar en nada.

¿Qué pienso yo del mundo?
¡Yo qué sé lo que pienso del mundo!
Me pondría a pensarlo si enfermara.
¿Qué idea tengo de las cosas?
¿Qué opinión es la mía sobre causas y efectos?
¿Qué he meditado sobre Dios y el alma
y sobre la creación del Mundo?
No sé. Pensarlo es para mí cerrar los ojos
y no pensar. Es correr las cortinas
de mi ventana (que no tiene cortinas).
¿El misterio de las cosas? ¡Qué sé yo qué es el misterio!
El único misterio es que haya quien piense en el misterio.
Quien está al sol y cierra los ojos
al principio no sabe qué es el sol
y piensa muchas cosas llenas de calor.
Mas abre los ojos y ve el sol
y no puede ya pensar en nada
porque la luz del sol vale más que los pensamientos
de todos los filósofos y de todos los poetas.
La luz del sol no sabe lo que hace
Y por eso no yerra y es común y es buena.
¿Metafísica? ¿Qué metafísica tienen esos árboles?
La de ser verdes, la de tener copa y ramas,
y la de dar fruto a su hora, y eso no nos hace pensar
que no sabemos darnos cuenta de ellos.
¿Habrá mejor metafísica que la suya
de no saber para qué viven
ni saber que no lo saben?
«Constitución íntima de las cosas»...
«Sentido íntimo del universo»...
Todo eso es falso, todo eso no quiere decir nada.
Increíble, que se puedan pensar cosas así.
Es como pensar en razones y fines
cuando empieza a rayar la mañana y allá por la arboleda
un vago oro lustroso va perdiendo oscuridad.
Pensar en el sentido íntimo de las cosas
es sobreañadir, es como pensar en la salud
o llevar un vaso al agua de los manantiales.
El único sentido íntimo de las cosas
es el de no tener íntimo sentido alguno.
No creo en Dios porque nunca lo he visto.
Si él quisiera que yo creyese en él
vendría sin duda a hablar conmigo,
y cruzada mi puerta, casa adentro,
me diría: ¡Aquí estoy!
(Esto tal vez suene ridículo al oído
de quien, por no saber qué sea el mirar a las cosas,
no entiende al que habla de ellas
con el modo de hablar que el fijarse en ellas nos enseña.)
Pero si Dios es las flores y los árboles
y los montes y el luar y el sol, 
entonces creo en él,
entonces creo en él a todas horas
y mi vida entera es una oración y misa
y una comunión con los ojos y por los oídos.

Pero si Dios es las flores y los árboles
y los montes y el luar y el sol,
¿por qué llamarle Dios?
Le llamo flores y árboles y sol y luar y montes;
porque si él se hizo, para que yo lo viese,
sol y luar y montes y árboles y flores,
si ante mí aparece como árboles y flores,
y luar y sol y flores
es porque quiere que yo le conozca
como árboles y montes y flores y luar y sol.
Y por eso obedezco
(¿qué más sé yo de Dios que Dios no sepa de sí mismo?).
Le obedezco al vivir tan espontáneamente
como quien abre los ojos y ve,
y le llamo luar y sol y flores y árboles y montes,
y le amo sin pensar en él,
y lo pienso al ver y oír,
y ando con él a todas horas.




De momento, vuestro ejercicio empieza así:
"Bastante metafísica hay en..."

viernes, 6 de enero de 2017

Taller de escritura


El cartel lo explica todo, aunque habrá sorpresas...
Si los Reyes no os han traído esto, os lo podéis regalar vosotros.

domingo, 1 de enero de 2017

#cuentobosque de feliz Navidad y feliz año


Ya es tarde para felicitar la Navidad, así que os felicito el año.

El otro día vino a casa mi amiga Vicky con su caja de colgantes que había hecho en un taller de El Rincón Lento. Nos dijo que eligiéramos uno, pero es que era muy difícil elegir y lo sigue siendo. Jugando con ellos salió este árbol con buho y todo. Y al verlo me acordé de la historia de #cuentobosque que está un poco parada, pero continuará...

domingo, 25 de diciembre de 2016

Ausencias


En un día tan importante para los nacimientos como éste, os recuerdo que hace justo un mes, el 25 de noviembre, habría cumplido 454 años Lope de Vega. Eso sí que es una ausencia y no la que retrata él mismo en este soneto:


Ir y quedarse, y con quedar partirse,
partir sin alma, y ir con alma ajena,
oír la dulce voz de una sirena
y no poder del árbol desasirse;

arder como la vela y consumirse,
haciendo torres sobre tierna arena;
caer de un cielo, y ser demonio en pena,
y de serlo jamás arrepentirse;

hablar entre las mudas soledades,
pedir prestada sobre fe paciencia,
y lo que es temporal llamar eterno;

creer sospechas y negar verdades,
es lo que llaman en el mundo ausencia,
fuego en el alma, y en la vida infierno.


Lope fue una especie de Leonard Cohen de su época, sólo que mucho más prolífico. Fue un hombre que vivió en el mundo, que tuvo éxito, que conoció el amor y la ausencia, nos queda claro. Pero en la historia que de él cuenta la Wikipedia, sus amores exagerados superan todo lo imaginable. No es de extrañar que en sus obras dramáticas se saltase la unidad de acción y optase por desarrollar dos acciones paralelas al estilo italiano. Pocas me parecen.

Os copio un párrafo del artículo de la Wikipedia:

"Durante bastantes años Lope se dividió entre los dos hogares y un número indeterminado de amantes, muchas de ellas actrices, entre otras Jerónima de Burgos, como da fe el proceso legal que se le abrió por andar amancebado en 1596 con Antonia Trillo; también se conoce el nombre de otra amante, María de Aragón. Para sostener este tren de vida y sustentar tantas relaciones e hijos legítimos e ilegítimos, Lope de Vega hizo gala de una firmeza de voluntad poco común y tuvo que trabajar muchísimo, prodigando una obra torrencial consistente, sobre todo, en poesía lírica y comedias, impresas estas muchas veces sin su venia, deturpadas y sin corregir."

Además, Lope fue el primer autor español que pudo vivir de lo que escribía, enorme mérito. Pero al final, entre la ausencia y la presencia, debió hartarse, o arrepentirse o convertirse y se ordenó sacerdote. Esto no impidió que siguiera amando a mujeres, pero sí parece que de un modo más calmado. Cohen también se recluyó en un monasterio y regresó.

El ejercicio de hoy puede ser muchos. Podéis hablar de la ausencia y de la presencia o no hablar de ellas. Podéis escribir un soneto. Podéis hablar de Lope o de Cohen. No sé, también podéis leer el soneto otra vez, en voz alta, ausentaros de esta página y volver a vuestra vida.



sábado, 17 de diciembre de 2016

200.000 habitantes en el blog



Según datos del INE, en 2014 Alcalá de Henares tenía 200.768 habitantes. Aunque parece que la cifra está bajando y ya no llega a cifra tan redonda como los 200.000, debemos señalar que el número de visitantes individuales de este blog ya la ha superado. Como me gusta Alcalá, os he puesto una foto tomada delante de la casa natal de Cervantes.

La primera vez que salió Alcalá de Henares en mi vida no fue por Cervantes, sino por un primo de mi padre que tenía un taller allí y además un hijo de mi edad con el que yo jugaba cuando eramos críos. No sé por qué mi padre seguía teniendo buena relación con él, porque según me contó después, su primo le había vendido como bueno un coche que era un cascajo y que durante años tuvimos que empujar porque tendía a quedarse parado en los semáforos y en los cambios de tiempo. De hecho mi padre pilló una neumonía que lo llevó al hospital por intentar arreglarlo una tarde de invierno. Más adelante también supe que el primo de Alcalá en realidad era de Centenera y había vivido en casa de mis abuelos como un hijo más. Supongo que las cosas de la familia son un poco así.

Volviendo al tema de las visitas, diréis que no es mucho y tendréis razón, pero son más de 200.000. También os tengo que confesar que, aunque estoy muy contento porque el tráfico ha subido mucho los dos últimos meses, una mirada detenida a las estadísticas revela que casi todo el tráfico viene de los EE.UU. y de Rusia con picos demasiado regulares para ser humanos. En la imagen sólo aparecen las estadísticas de un día, pero en general es así y antes no. Es como si después de nueve años en los que en tu bar entra más o menos la misma gente, la mayoría española, de uno en uno o de dos en dos como máximo, a razón de unos cien al día, de repente se convierte en el lugar de moda al que entran los guiris rusos y americanos en tropel a razón de 300 ó 400 por día:


Espero que no sean los mismos bots a los que repentinamente les dio por seguir a Mariano Rajoy, pero supongo que será algo pasajero. Si no tendré que aprender ruso.

Pero mientras, os invito a que contéis una historia vuestra en la que salga Alcalá de Henares.

domingo, 11 de diciembre de 2016

Dime el lugar



"Show me the place" es la tercera canción del disco Old ideas de Leonard Cohen (2012).

La letra es ésta:

Show me the place, where you want your slave to go
Show me the place, I've forgotten I don't know
Show me the place, where my head is bend and low
Show me the place, where you want your slave to go

Show me the place, help meroll away the stone
Show me the place, I can't move this thing alone
Show me the place, where the word became a man
Show me the place, where the suffering began

La versión de Sabina es ésta:

Dime un lugar, donde quieres que vaya tu esclavo,
Dime un lugar, puede ser que se me haya olvidado,
Dime un lugar, he perdido mi cresta de gallo,
Dime un lugar, donde quieres que vaya tu esclavo.

Vino un alud de problemas, salvé como pude
un hilo de luz, una ola, un rabo de nube
entre cadenas, me apuré por quererte al dictado,
entre cadenas te adoré como adora un esclavo

El ejercicio es hacer vuestra versión de la canción de Cohen o escribir un texto nuevo que empiece así (o como queráis traducir el titulo de la canción):

Dime el lugar...