sábado, 19 de mayo de 2018

Estilos de Caperucita


Unas cuantas personas han recibido un código QR que trae a este ejercicio, pero no es imprescindible haber llegado así. El caso es que estamos aquí y el juego consiste en inventar una Caperucita. El ejercicio es difícil, porque el nivel es altísimo. Por ejemplo, es insuperable la versión de Roald Dahl en Cuentos en verso para niños perversos. Pero es que hay más, porque ya hay quien lo ha contado del revés, y en este caso es Tacirupeca Jarro la que atemoriza al bolo. En la ilustración hay una versión visual de Natalia Suárez, Chiara Fatti y Ruth Valencia que tiene poca letra, pero las ilustraciones son bonitas.

El juego de hoy consiste en hacer una versión de Caperucita aplicando las fórmulas de los Ejercicios de estilo de Raymond Queneau y colgarla en los comentarios.
Os copio una lista de opciones de Queneau: sueño, vacilaciones, relato, yo ya, filosófico, soneto, zoológico, retrato, pasota, versos libres, ignorancia, inesperado, hambre, miedo, moraleja, enigma...

Elegid una o inventadla y disfrutad



domingo, 8 de abril de 2018

Ardiente secreto


Ardiente secreto es una novela corta que Stefan Zweig publicó en 1911 con el título original de Brennendes Geheimnis. No trata de un tema universal, trata de "EL TEMA": la lucha encarnizada en la que andamos enfrascados desde niños y que enfrenta al deseo con la realidad. Los personajes principales del relato son una madre y un niño y en ambos se aprecia la crudeza de la batalla. Algo que podemos apreciar en este fragmento cortesía de Editorial Acantilado en la traducción de Berta Vias Mahou:  

«Se encontraba en esa edad decisiva en la que una mujer empieza a lamentar el hecho de haberse mantenido fiel a un marido al que al fin y al cabo nunca ha querido, y en la que el purpúreo crepúsculo de su belleza le concede una última y apremiante elección entre lo maternal y lo femenino. La vida, a la que hace tiempo parece que se le han dado ya todas las respuestas, se convierte una vez más en pregunta, por última vez tiembla la mágica aguja del deseo, oscilando entre la esperanza de una experiencia erótica y la resignación definitiva. Una mujer tiene entonces que decidir entre vivir su propio destino o el de sus hijos, entre comportarse como una mujer o como una madre. Y el barón, perspicaz en esas cuestiones, creyó notar en ella aquella peligrosa vacilación entre la pasión de vivir y el sacrificio.»

Ya tenéis el ejercicio de hoy: escribir un texto que lleve por título "Ardiente secreto". Pero, por darle una vuelta de tuerca más a la propuesta, os dejo mi ejercicio que no es que sea un secreto, pero sí que cuenta algo bastante desconocido y que tampoco es muy ardiente, aunque al final sí:


Ardiente secreto

La editorial Scott & Seltzer de Nueva York publicó sin permiso la versión en inglés de Brennendes Geheimnis en 1919 y no contentos con traducir el título, como Burning secret (Ardiente secreto), tradujeron también el nombre del autor: Stephen Branch. Esteban Rama, que sería la traducción al castellano de Stefan Zweig.

Justo cuanto se incendió el Reichstag en febrero de 1933, hecho que terminó de demoler la democracia alemana y de encumbrar a Hitler como amo y señor del país, se estaba proyectando en Alemania una película basada en la novela Ardiente secreto de Stefan Zweig. Acusar a los comunistas del incendio no servía para engañar a toda la población, pues estaba claro que aquello a quienes realmente beneficiaba era a los nazis. El cartel de los cines rezaba: "Ardiente secreto" y muchos viandantes lo señalaban, se daban codazos y se reían. La Gestapo entendió que aquella ironía contradecía su versión y rápidamente borraron todo rastro de la película y del libro. En mayo se quemarían en Berlín los demás libros de Zweig.

miércoles, 14 de marzo de 2018

Pizza al estilo de Pessoa


Si Fernando Pessoa, encarnado en la piel de Bernardo Soares, hubiera tenido en sus manos un pizza congelada tal vez hubiera escrito una página más en su Libro del desasosiego a la manera de Álvaro de Campos en sus Callos a la manera de Oporto. Algo así:


La caja de una pizza congelada es como el amor. Contiene una promesa que nunca puede llegar a cumplir. El amor es el ideal del amor; algo tan bello y hondo que no cabe dentro de una caja de cartón. Dentro de la caja y debajo de la brillante imagen ideal hay algo que no se le parece ni de lejos. El trozo de pan congelado y recubierto de ingredientes matemáticamente distribuidos y pesados no se puede comparar con la fragante y crujiente imagen de una pizza hecha a mano como una obra de arte. La pizza con la que soñamos y que puede asemejarse a la de la imagen nunca se parecerá a la que saldrá de debajo. Si nos atrevemos a romper el embalaje, obtendremos algo parecido a una pizza, con un sabor similar al de la pizza, que poco a poco pero a gran velocidad irá perdiendo sus propiedades mientras la imagen de la caja y la de nuestro deseo siguen inperturbables. Mi consejo, si fuera capaz de seguirlo, sería: no os enamoréis de la pizza, pero amadla con toda vuestra alma.


¿Se os ocurre alguna página más que añadir?


lunes, 5 de marzo de 2018

Concurso de microrrelatos "El palacio de las letras"


En la Biblioteca Pública de Guadalajara acaban de sacar esta convocatoria de su concurso de microrrelatos. Aquí tenéis las bases completas, pero os resumo: máximo 250 palabras, sistema de seudónimo y plica, tema "El palacio de las letras" y tres premios bien buenos (el primero 150€ más 200€ en un cheque regalo para gastar en libros).

Hombre, lo de "El palacio de las letras" como tema no me pone y lo que me apetecería es jugar a darle la vuelta en un microrrelato, pero vamos, que me parece una idea estupenda esta convocatoria. Lo que sea gastar el dinero de todos en cultura, además sin que pueda salir la tauromaquia (que me perdone mi amigo Rubén, pero no se me ocurre cómo meterla en "El palacio de las letras"), me parece buena idea.

Así que el juego es escribir un microrrelato que tenga como tema "El palacio de las letras", participar en concurso, ganarlo, e invitarse a unas cervezas. Ah, y contarlo en los comentarios.

Para los que les dé pereza lo de la plica y todo eso, que dejen su microrrelato a continuación:

miércoles, 28 de febrero de 2018