jueves, 5 de noviembre de 2015

El amor según Magritte



René Magritte pintó este cuadro en 1928, años después de que su madre se suicidara tirándose en el río Sambre cuando él era un niño de 13 años. Las interpretaciones del cuadro son diversas, pero nos dan un poco igual. Su título es "Los amantes" y no creo que haga falta que nadie nos cuente su significado.

Miro el cuadro y me deja sin palabras, pero el ejercicio es que hablemos del amor y de sus puntos ciegos o de nuestros puntos ciegos ante él. Tranquilos. Os dejo tiempo y espacio infinitos en los comentarios, al menos para la escala humana.

Para empezar nos valdría por ejemplo aquella línea de Sabina: "Amor se llama el juego en el que un par de ciegos juegan a hacerse daño".


2 comentarios:

bragaomeano dijo...

Amor, Ja, ja, ja. Cuantos sueños rotos por la realidad, Cuanto juego para nada. Luchas por él y cuando lo tienes ya no lo quieres. Se convierte en tedio y aburrimiento. Pero no puedo evitar que cuando una hembra en edad de merecer me mira a los ojos, mi corazón se estremece.Y la razón perece.

Anónimo dijo...

Si pudiéramos despojar al amor de todo lo que tiene de posesión, sería amor verdadero, pero se nos escaparía de las manos.