martes, 25 de marzo de 2014

El club de los poetas vivos

File:Walt Whitman, 1940.JPG

Una de las ventajas de ser poeta es que a veces, cincuenta años después de muerto, sacan un sello de cinco céntimos con tu retrato. Bueno, eso pasaba cuando había sellos.

Pensando en lo que viene debajo me he acordado de la escena de la película "El club de los poetas muertos" en la que Robin Williams lleva a sus estudiantes ante los retratos de promociones muy antiguas del internado y les pregunta que diferencia hay entre los retratados y ellos, porque todos están llenos de vida, de ilusiones. La diferencia es clara. Los de las fotos están muertos.

Whitman es el padre de esta película y de muchos poetas

Juan Carlos Mestre dice:
Asunto delicado tumbarse en la hierba con alguien que no ha leído a Whitman


Os dejo con un poema del abuelo Walt:


De La Sociedad de los Poetas Muertos

No dejes que termine el día
sin haber crecido un poco,
sin haber sido feliz,
sin haber aumentado tus sueños.

No te dejes vencer por el desaliento.
No permitas que nadie te quite
el derecho a expresarte,
que es casi un deber.

No abandones las ansias de hacer
de tu vida algo extraordinario.
No dejes de creer que las palabras
y las poesías, sí pueden cambiar el mundo.

Pase lo que pase nuestra esencia está intacta.
Somos seres llenos de pasión.
La vida es desierto y es oasis.
Nos derriba, nos lastima, nos enseña,
nos convierte en protagonistas
de nuestra propia historia.

Aunque el viento sople en contra,
la poderosa obra continúa:
Tú puedes aportar una estrofa.

No dejes nunca de soñar,
porque sólo en sueños puede ser libre el Hombre.

No caigas en el peor de los errores:
el silencio.
La mayoría vive en un silencio espantoso.
No te resignes. Huye.

"-Emito mis alaridos por los techos
de este mundo",
dice el poeta.

Valora la belleza de las cosas simples.
Se puede hacer bella poesía sobre pequeñas cosas,

No traiciones tus creencias.
porque no podemos remar en contra
de nosotros mismos:
Eso transforma la vida en un infierno.

Disfruta del pánico que te provoca
tener la vida por delante.
Vívela intensamente, sin mediocridad.
Piensa que en ti está el futuro
y encara la tarea con orgullo y sin miedo.

Aprende de quienes puedan enseñarte.
Las experiencias de quienes nos precedieron ,
de nuestros "Poetas Muertos",
te ayudan a caminar por la vida.

La sociedad de hoy somos nosotros:
Los "Poetas Vivos".

No permitas que la vida te pase a ti
sin que la vivas ....

                                                                     Walt Whitman



¿Y ahora qué?







2 comentarios:

BRAGAOMEANO dijo...

Hay un espectacular anuncio del Ipad, que cita a este poeta, mientras se desarrollan alentadoras imágenes de la vida de personas felices, creo que es el de hojas de hierba concretamente y habla de crear poesía, para crear vida.
Pero lo malo es como hoy me siento un poeta hibernado, un encefalograma
plano, esperando morir despacio, mirando al infinito, incapaz de emocionarme con nada que sea real, de llorar por cosas que no me incumben, que no me afectan, ni a mi, ni a los que quiero. De reírme con humor burdo y pueril. De parecerme el humor inteligente, pretencioso y falso. Hay días, en el que la primavera desaparece, vuelve el invierno y uno se siente viejo, débil, enfermo.
Porque la poesía siempre me pareció un estado de animo.

sara lainez justo dijo...

Pues ahora no queda otra que hacerse de la religion de Whitman, si no quiero darme al alcohol y los Psicofarmacos...Despues de dos dias especialmente duros las palabras del poeta son un aliento