lunes, 27 de marzo de 2017

Insomnio




INSOMNIO

Tú y tu desnudo sueño. No lo sabes.
Duermes. No. No lo sabes. Yo en desvelo,
y tú, inocente, duermes bajo el cielo.
Tú por tu sueño, y por el mar las naves.

En cárceles de espacio, aéreas llaves
te me encierran, recluyen, roban. Hielo,
cristal de aire en mil hojas. No. No hay vuelo
que alce hasta ti las alas de mis aves.

Saber que duermes tú, cierta, segura
—cauce fiel de abandono, línea pura—,
tan cerca de mis brazos maniatados.

Qué pavorosa esclavitud de isleño,
yo, insomne, loco, en los acantilados,
las naves por el mar, tú por tu sueño.



Este es un soneto de Gerardo Diego al que Pedro Guerra ha puesto música:



Es curioso que me pare en este poema que habla del insomnio ahora que ya no tengo insomnio y puedo tomar café.

Después de ir al concierto de Pedro Guerra en la Galileo hace casi un año busqué esta canción en YouTube pero no di con ella y me fui olvidando un poco. No me quitaba el sueño, la verdad, pero ahí estaba, en los borradores y hoy le he dado a buscar y la he encontrado. Ya no tendré que soñar con ella.

El ejercicio es que habléis de algo que os quite el sueño o que ya no. Si os quita el sueño buscadlo. Si no, dormid tranquilos. Si no dormís, hablad del insomnio, si dormís, hablad de otros insomnios pasados y de lo bonito que ha sido perderlos de vista.

Si algo quita el sueño es importante o es importante que hagamos algo con ello.

4 comentarios:

Maria José dijo...

Tú por tu mar, yo entre cemento.
Las nanas que me faltaron de nacimiento
hoy me las canto sola, pero no duermo.

Viene el insomnio.
Viene vestido de largo.
Viene riendo.
Viene riendo callado.
Viene en silencio.

Tú por tus olas saltas,
yo quedo en la orilla.
Se me clavan las piedras
en las rodillas.

Viene el insomnio.
Viene con algo en las manos.
Viene ofreciendo.
Viene con prisa, apurado.
Viene muy serio.

Tú por tu mar,
así te recuerdo .
Tú por tu azul,
yo por mis celos.
Viene el insomnio.
No tengo sueño.

mushoku dijo...

Maria josé, como siempre
eso fue hermoso.

mushoku dijo...

esa farola vieja, luz de la noche
exalta mi alma, tuerce mi velada
porque adormecida aun deseo caminar. Me engaña
me hace desear más. Ir más lejos en esta vacía hora
donde lo sano me es ajeno y no me importa, necesito esta hora
para ordenar sombras, para ser presa de mi desaliento.

bragaomeano dijo...

En sentido literal, nada me quita el sueño. Es el sueño el que me libra del desasosiego.Pero si que me hace tremendamente infeliz y tener pesadillas despierto, la incertidumbre y estar en manos de los bancos.Es tanto,que cuando me duermo,no tengo miedo a morir y cuando despierto, la vida me aterra . A veces quisiera ser marinero,navegar lejos,sentir la brisa,el sonido del mar ,para intentar nunca mirar atrás.