domingo, 10 de abril de 2016

Los imprescindibles


Al leer el poema de abajo me he acordado de esta frase de Bertold Brecht que dice Silvio Rodríguez antes de su canción "Sueño con serpientes":

Hay hombres que luchan un día y son buenos. Hay otros que luchan un año y son mejores. Hay quienes luchan muchos años, y son muy buenos. Pero hay los que luchan toda la vida, esos son los imprescindibles.

Sólo alguien imprescindible es capaz de escribir algo así, y eso que su vida no fue nada sencilla:


Una carta de mujer de Marceline Desbordes-Valmore

Te escribo, aunque ya sé que ninguna mujer
debe escribir;
lo hago, para que lejos en mi alma puedas leer
cómo al partir.

No he de trazar un signo que en ti mejor grabado
no exista ya.
De quien se ama, el vocablo cien veces pronunciado
nuevo será.

La dicha sea contigo; yo sólo he de esperar,
y aunque distante,
yo me siento ir a ti para ver y escuchar
tu paso errante.

¡Jamás la golondrina al cruzar el sendero
pueda apartarte!
Será mi fiel cariño que pasará ligero
para rozarte…

Tú te vas, como todo se va… Su éxodo emprenden
la luz, la flor;
el estío te sigue; las tormentas sorprenden
mi triste amor.

De esperanza y zozobra suspira mientras tanto
el que no ve…
Repartámoslo bien: a mí me queda el llanto,
a ti la fe.

Yo no quiero que sufras, que está muy arraigado
mi amor por ti.
Quien desea dolores para el ser adorado
guarda odio a sí.



Hoy escribid lo que queráis, no hace falta que sea imprescindible:

5 comentarios:

bragaomeano dijo...

Imprescindible, sólo lo es el oxígeno y el agua, a partir de esto es posible crear vida y por tanto muerte.Pero imprescindible no es nadie. Salvo el Quijote, que casi ningún español lee, a mi me parece un peñazo .Huyó de él, como un musulmán de la Biblia, un gato del agua.O un político con poder a Panamá, Suiza, Andorra y demás paraísos fiscales,donde su reino no es de este mundo.

Toño dijo...

Lo subliminal es la leche. Acabo de ver un anuncio de Fundación La Caixa basado en la frase de Brecht. No era consciente de su existencia, pero seguro que lo ha oído sin darme cuenta y de ahí que hoy haya salido esta entrada del blog... Ay todas las cosas que se nos deben escapar...

Toño dijo...

el dolor es inevitable
y
por lo tanto
imprescindible

BRAGAOMEANO dijo...

Es prescindible para todos, menos para los masoquistas.

toppo neerd dijo...

La verdad todo es muy relativo a nuestro ahora. Lo que ayer fue imprescindible para nuestra vida, quizá no tenga lugar en ella este día. y tal vez mañana aprendamos a vivir sin eso que si lo perdiéramos ahora sería como morir... solo para encontrar otra cadena que nos aprisione de algo imprescindible e hiriente.