martes, 19 de abril de 2016

Cervantes y El Quijote, 400 años después


Antes de nada, id a la exposición de Cervantes que hay en la Biblioteca Nacional. En ella hay montones de cosas interesantes, entre ellas la primera edición de la primera parte, la primera de la segunda y también la primera edición en inglés (ver imagen).

No sé si os he contado, pero con la primera pasta que gané me compré El Quijote, en esa edición con tantas notas que no te dejaba leer y que mis compañeros de letras se compraron en 3º de BUP. Pero yo era de ciencias o me habían dicho de que era de ciencias. Era una época rara en la que si sacabas buenas notas te decían que qué bien, que eligieras lo que querías estudiar y te preguntaban, por cierto, ¿qué ingeniería vas a hacer?

Pero éste no es el tema de esta entrada, sino este texto que he encontrado de Dostoievski:


    En todo el mundo no hay obra de ficción más profunda y fuerte que ésa. Hasta ahora representa la suprema y máxima expresión del pensamiento humano, la más amarga ironía que pueda formular el hombre y, si se acabase el mundo y alguien preguntase a los hombres: «Veamos, ¿qué habéis sacado en limpio de vuestra vida y qué conclusión definitiva habéis deducido de ella?», podrían los hombres mostrar en silencio el Quijote y decir luego: «Ésta es mi conclusión sobre la vida y… ¿podríais condenarme por ella?


Donde lo he visto hay más cosas que dijo de El Quijote, pero lo que quiero pediros es que contéis vuestra historia de El Quijote o si estáis muy inspirados, vuestra conclusión sobre la vida. Suerte.

3 comentarios:

Toño dijo...

En un lugar de la Mancha no pasaron esos 400 años, ni siquiera la mitad.

bragaomeano dijo...

El Quijote esta de moda, es una marca a la altura de cualquiera de la costura francesa. Que quiten el escudo de la bandera española y pongan al hidalgo español montado en su rocin flaco. Aunque en España lo que abunda es el Sancho Panza.

bragaomeano dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.