sábado, 19 de junio de 2010

2025

Y os preguntaréis a qué viene lo de 2025. Os explico. Iba yo por la calle con mi hijo Javier cuando va y me pregunta si los yogures Clesa los fabrica Nueva Rumasa. Yo le digo que creo que sí y que dónde ha oído ese nombre. Me da una respuesta vaga y me pregunta qué es eso de Nueva Rumasa. Yo le explico que Rumasa era una empresa de un señor que se dedicaba a comprar otras empresas y cada vez tenía más, pero que no tenía tanto dinero como para comprar tantas cosas y que quebró y fue a la cárcel y que ahora él y sus hijos que son legión están haciendo lo mismo pidiendo dinero a la gente y ofreciendoles a cambio mucho más dinero del que te da un banco si le dejas tu dinero, así que, terminé diciéndole, seguro que dentro de poco vuelven a quebrar.
Entonces, me dijo él sin pensarselo, después podrán hacer Nueva Nueva Rumasa.
Me quedé mudo y le dije que esa idea era tan buena como la mejor viñeta de Forges:
Imaginad.
Arriba pone Año 2025 y debajo se ve un cartel en el que se lee:
Nueva Nueva Rumasa le ofrece un rendimiento seguro. Consiga el 50% anual por su inversión*
*Participación mínima: un bono de un millón de Nuevos Euros. Esta oferta no está inscrita en la CNNXMV para que nadie se haga líos.

Y bueno, el ejercicio de hoy es escribir algo acerca del año 2025 como yo y Javier acabamos de hacer, o ya puestos escribir algo sobre Rumasa.

31 comentarios:

Jesús María dijo...

Desde luego somos muchos los hombres que tropezamos con la misma piedra, y en muchas facetas de la vida se cumple este tópico, siempre nos empecinamos en volver a tropezar. Los árboles son más inteligentes: Si siembras un árbol y le das la vuelta, el árbol trata de girar sus ramas buscando crecer hacia arriba, porque sabe que si sigue creciendo hacia abajo, su peso lo arrancaría. En los timos de pirámides se benefician los primeros, los que vienen detrás, que aguanten el entuerto armado. Al final, el sistema montado, se desplomará por inconsistente.
Desgraciadamente, esto se da en muchas facetas de la actividad humana, Por ejemplo: el crecimiento de nuestra propia población. ¿Aguatará la tierra el crecimiento exponencial al que la sometemos? En otro contexto más español, el de la burbuja inmobiliaria: Se sabía que no podía seguir creciendo indefinidamente, pero siguió sin que se tomaran mediadas; los primeros listos se beneficiaron de estas especulaciones gaseosas, a costa de los últimos, los más que quedaron en el carro, estos que ahora están pagando las consecuencias del reventón. Otro topicazo. “de aquellos barros, estos lodos”. Para el año 2025, muchos ya estaremos jubilados…esperemos que el fondo embarrado de la Seguridad Social no haya explotado en vacío para entonces, y nos veamos viviendo de las limosnas que algún empresario de la escuela rumantina se digne concedernos, a modo de caridad, como el tan devoto Ruiz Mateos.

Jesús María dijo...

Me saldré de tema propuesto, pero hoy toca Saramago. Y supongo que se ha escrito, y contado, y hablado mucho sobre su muerte estos días… pero es poco. Para ser viejo era un hombre actual con su tiempo, basta leer su último comentario en su blog del día 18: “Creo que en la sociedad actual nos falta filosofía. Filosofía como espacio, lugar, método de reflexión, que puede no tener un objetivo concreto, como la ciencia, que avanza para satisfacer objetivos. Nos falta reflexión, pensar, necesitamos el trabajo de pensar, y me parece que, sin ideas, no vamos a ninguna parte”."http://cuaderno.josesaramago.org/"
Su dirección la tenía en preferentes y con notificación de nuevas entradas, para estar a la expectativa de lo que me mandara este viejo pensador. Ahora será una vía muerta, sin nuevos comentarios. He perdido un enlace fundamental.

lorenz dijo...

Saramago ha muerto. No sé porqué llegué a pensar que nunca moriría, como puedo pensar que nunca mueren las abejas. La de rumasa, debe estar emparentada con el ave fenix. Una abeja que forma una colmena, es abeja, o abejorro reina/rey. Funda más colmenas. Ya son tantas, que pierde cuenta del número, pero sigue fundando más. Para ello debe disminuir el número de abejas por comena, porque el ritmo de nacimiento de abejas no es tan fuerte como exige la creación de tantos nuevos núcleos. Al existir menos alimento -hay menos obreras- mueren las recién nacidas. Se colapsa la macroempresa de fabricación de miel, pero el ab ejorro-rey empieza a comprar empresas del sector apícola, que quiebran por falta de materia prima -las colmenas desaparecen-. No hay problema, se compran empresas del sector de alimentación, mucho mayores, que, mira tú por donde, siguen quebrando. Ante el problema de terminar encerrado, se compra el Ministerio de Justicia, del país de que se trata. Ante tamaña corrupción el Ministro y su comprador se ven en la picota. Hay que comprar el pais.....

David Ruiz dijo...

A lo mejor en el año 2025 siguen dando duros a cuatro pesetas o euros a ochenta céntimos y los yogures de fresa dan un rendimiento de capital que no consigue ni el petróleo (este es el mismo rendimiento que en su día dieron los sellos del Fórum Filatélico).

Si la familia Ruiz-Mateos ha tenido suerte habrá extendido su negocio por todo el mundo porque a nadie le amarga un dulce, ni en España ni en ningún país del mundo, y a cualquier clase-media le gusta que le hagan el truco de los panes y los peces con sus billetitos de cien. Porque el trabajo dignifica pero cuanto más dinero fácil se gane en esta vida menos dignidad se tendrá que conseguir levantándose uno a las seis de la mañana y además se podrá uno permitir lujos como la Thermomix® para pasársela al vecino por los morros.

Hasta que un día en una auditoria de cuentas algunos de los Ruiz-Mateos (no sé, los que manden por aquel entonces que serán los hijos de los hijos de los que mandan hoy) declaren una deuda que será del orden del PIB de algún país sudamericano, peguen el cerrojazo y dejen a todos sus inversores y trabajadores con el culo al aire. Y cuando se descubra el pastel y la gente se de cuenta de que estaba invirtiendo en Tocomocho, S.A. se manifestarán frente a la Moncloa porque al final la culpa siempre es del Presidente del Gobierno de turno que debió haber hecho esto o aquello. Los “afectados” tristes a la par que furibundos pedirán un fondo de compensación para que paguemos a escote su codicia porque ellos no pecaron de ambiciosos sino de ingenuos.

Eso aquí en España, pero como la empresa tuvo expansión internacional, en cada uno de los países donde se instauró el milagroso modelo productivo del yogur de fresa habrá un agujero y un montoncito de mierda que alguien tendrá que comerse. Así que la cosa tiene más miga de lo que parece a nivel nacional.

Porque el dinero, como la energía, ni se crea ni se destruye simplemente se transforma. Así que el dinero de los ansiosos inversores se habrá transformado en Porches y Ferraris para los Ruiz-Mateos y los listos que se les hayan arrimado, en chalets a pie de playa y mansiones de cinco mil metros cuadrados. El pufo seguirá ahí y alguien tendrá que pagarlo porque el dinero no aparecerá por ningún lado y, ¡Si! ellos viven rodeados de Porches y Ferraris en una mansión, pero son pobres porque todo esta a nombre de su hijo, su cuñado o su perro. Que vida más triste, si es que ya lo decían en el siglo XX, que los ricos también lloran.

David Ruiz dijo...

Continua del comentario anterior...

El caso es que el agujero sigue ahí y los bancos (que prestaron el dinero a los ansiosos inversores para que se hicieran ricos con el fabuloso negocio de los yogures de fresa) se niegan a pagar ni un céntimo de las deudas contraídas y además se ponen farrucos y dicen “cuidadito con nosotros que como nos pongamos tontos petamos el sistema”. Así que a los gobiernos de los países no les quedará otra que comerse el sapo y empezar a tapar el agujero con el dinero de todos, los jubilados, los funcionarios y la madre que nos parió (que para el año 2025 espero que ya cotice a la seguridad social). Estas medidas tan “populares” sumadas al incremento del paro que ha generado el hundimiento de la industria del yogur de fresa y aledañas le pondrán a los gobiernos la soga al cuello y en una estrategia cainita irán a putearse los unos a los otros al grito de “el último que apague la luz”.

Los gurús de las finanzas, los iluminados, opinarán a toro pasado y sacarán las frases de madre para evidenciarnos a todos lo que para entonces ya será más que evidente “Si es que se veía venir” “Si es que ya te lo decía yo”. Mentira, si vieron venir ese desastre económico y ni avisaron ni se aprovecharon o bien son unos hijoputas o bien son gilipollas. Nada, ni caso, son los típicos listos que de todo tienen que opinar.

Y cuando alguien alce la voz ante tanto despropósito y pida que se regule el sistema capitalista para evitar esta serie de timos algunos de los que se llenan el bolsillo a costa de la ignorancia y la avaricia ajena se enojarán mucho y clamarán “¡marxista, rojo , intervencionista, comunista!” (que yo creía que era gente de la más baja calaña hasta que la iglesia ha decidido que lo más bonito que tenía que decir de José Saramago a su muerte es que era un marxista). Si esto es cierto y Saramago es un marxista, yo, como decía Concha Velasco “Mamá quiero ser marxista”

Así que mis hijos asistirán estupefactos a la misma mierda a la que asisto yo ahora. Mis hijos que serán pobres pero honrados, porque es una verdad como un templo eso que escribía Mario Puzo de que detrás de una gran fortuna siempre hay un gran crimen. Y, como hoy a su padre, solo les quedará la palabra para opinar. Solo para opinar porque lo que tengan que decir no les interesará a los reyes del mambo y por lo tanto no serán escuchados.

Porque los listos serán ellos. En el año 2025 los listos seguirán siendo ellos.

David Ruiz dijo...

Ahí queda eso

http://www.youtube.com/watch?v=nqno8H-mjeY&feature=player_embedded

El Genio de la Lámpara dijo...

¿No queríais socialismo? Pues, ¡¡toma socialismo!!
No concederé más deseos.

BRAGAOMEANO dijo...

EL FALSO PROFETA:

Hay un falso profeta llamado Alfonso Guerra, cuando expropiaron Rumasa,
Dijo: Todo pa el pueblo.
Y las empresas rentables de Ruiz Mateos se las regalaron a los amigos
ricos del señor X, un señor que hoy trabaja a sueldo de uno de los más
ricos del mundo. Era ministro de economía un tal Boyer, que era de izquierdas
en ese momento, luego se hizo rico, le quito la mujer a un Marques y se hizo de
Derechas.
Las empresas que estaban podridas, las saneamos con dinero de todos los contribuyentes y se las volvieron a regalar a sus amiguetes.
El falso profeta volvió a decir: Vamos a dejar España que no la va a conocer
ni la madre que la parió.
Y dejo España hecha un solar, con un 23 % de paro. En eso llego Aznar
y ante tal solar saneo las cuentas publicas, bajaron los tipo de interés y
se empezó a construir por todos los lados, cosa que Zapatero en sus primeros
4 años dejo que las cosas siguieran igual, si todo va bien para que vamos a cambiar.
El actual presidente del gobierno para no dejar mal a su falso profeta, que ante
La sorpresa de todos le dio sus votos para que no ganara un socialista que dice ser
cristiano y se apellida bueno en latín, en el único congreso que ha habido democrático
en un partido político de este país con posibilidades de gobernar. En los dos
Últimos años, solo ha hecho que gastar y gastar en cosas que no se ven,
Ahora pagamos un 49% de lo que recauda el estado en pagar los créditos que
nos prestan.
La diferencia esta, en que a nadie le obligan a invertir en Rumasa, en cambio
el presidente actual nos obliga a pagar la deuda que ha invertido en cosas que no
hemos pedido.
Y está es la breve historia, de España. Y como un tipo mediocre con
unos ministros todavía peor que el puede arruinar un país, pero al final la culpa la va a tener los yogures, ya lo vereis.

Jesús María dijo...

¡Qué revuelto está el personal! Gustos políticos, como vemos, hay para todos. Pero hagamos propósito de enmienda y acto de contrición. Escribamos algo con más enjundia. Damos pena, parecemos políticos de bar resolviendo los problemas del mundo delante de un chato de vino.

El Genio de la Lámpara (eso sí, ecológica) dijo...

Te parece de poca enjundia denunciar que unos cuantos politicastros -o lo que sean, y del signo que sean- con su incompetencia afectan a la vida de miles y millones de personas. Con su incompetencia, soplapolleces e inocuidad también frecuentemente.
¿Dónde está escrito que encima hay que aguantarse?
¿Tenemos que conformarnos con lo que hagan once tíos de corto y un señor bigotudo en el banquillo?
Pan (cada vez menos) y circo (cada vez más).

Jesús Rocha dijo...

Si quieres hablar del tema, hablemos… En mi opinión es que vivimos bajo un sistema viciado. Los políticos son personas con nuestros mismos pecados y debilidades, fáciles de influir; salen de nosotros y son como nosotros. Pero sólo son la parte visible del iceberg de intereses que mueve el mundo; por debajo están los que los sustentan económicamente y controlan. Detrás de los títeres políticos que se prestan a ello, están los verdaderos actores, los que influyen y se benefician de las decisiones legales, “democráticas” y políticamente correctas: los poderes que controlan los medios de información, las instituciones, los colectivos poderosos: como la banca, la iglesia, las grandes multinacionales. Entes que van creciendo y tomando fuerza, de acuerdo a los métodos de los nuevos tiempos. Sin patria ni bandera, cuyo objetivo es crecer y tener beneficios. Hermanados por las ansias de cumplir sus ilimitados objetivos de beneficios y poder. No suelen salir en la prensa, ni en el BOE; sólo mueven los hilos a los políticos afines o comprados de turno.
¿Cómo se financian los partidos? Un sistema representativo de elecciones generales, planteadas cada cuatro años, sin consultas ni participación directa de los ciudadanos que les han votado, se presta a la manipulación, y así nos va. Más, en cuanto tecnológicamente, es fácil mantener a las masas en la ignorancia y en el atontamiento televisivo. Antes se usaban ideas míticas y espectáculos circenses, ahora es más sutil y sibilino -sólo se han cambian las formas-. Ahora es más fácil llegar a todos los cerebros con imágenes y sonidos, alterando y condicionando los sentimientos a intereses de los poderosos; potenciando el consumo y valores superfluos e inútiles. Siempre ha existido una clase dominante de listos, que se instituyen en defensores del común, pero que detrás de tanta palabrería, sólo quieren acaparar y mantenerse en el poder, para usufructo propio, valiéndose de la fuerza de todos, usando al estado para obtener sus fines.
En este siglo tan mercantil, los que en realidad mandan, son los que tienen grandes fortunas, porque el dinero concentrado, da poder, y este mismo dinero es la medida del poder. Por ello, cada vez más, el dinero, ese almacén de poder, se concentra en unas pocas personas, que independientes de patrias e ideales, deciden el futuro de todos los demás. La tecnología les ha beneficiado, y desde sus refugios bancarios, influyen en lo que más les interesa: Acumular más dinero y por ende, poder; en perjuicio de la masa de pringados que somos el resto: currantes y parados. A ver, quién es el guapo: Institución o colectivo o grupo político, que se atreve a controlar la banca internacional. Recientemente se ha visto claramente: Los especuladores bancarios que crearon esta crisis, son los primeros beneficiados de las ayudas provenientes del esfuerzo de todos los pringados que seguimos manteniendo y pagando esas estructuras.
Yo no sé si otro sistema económico y de relaciones de valores es posible, pero el que tenemos está viciado. ¡Y nos tienen tan acostumbrado a él: por la educación, por el sistema comercial al que todos nos sometemos, por las modalidades de trabajo y recompensa económica asumido por todos, que no veo salida posible! ¿A ver si algún iluminado, se le ocurre otro sistema que nos haga más felices?

BRAGAOMEANO dijo...

Felicidades Jesús, de verdad y
de corazón porque has escrito una verdad como un templo de manera clara y los más concisa posible.
En la Grecia de la primera democracia, la de Pericles, al que pasaba de la política lo mandaban al monte Idios y lo llamaban idiota.

El Genio de la Lámpara (ecológica) dijo...

En casi todo de acuerdo, Jesús.
Pero me jode en el alma que el "socialismo" se aplique sólo y exclusivamente a los Bancos, que son los verdaderos enemigos de todos los ciudadanos. Lo demás son migajas para engañar a los que se dejen engañar. ¡Esto es una tiranía encubierta, señores! ¡La dictadura de los putos bancos, que nos esclavizan de la manera más borrega que se puede concebir! Les servimos sin quejarnos. Cuando sus tropelías les salen bien no se beneficia la sociedad de ellas, y cuando les salen mal somos los primeros -y únicos- en pagar el pato.
Sabiendo esto, lo único que le pido a los títeres (políticos) es que sepan medianamente hablar, que al menos aparenten decencia, que administren y gestionen el dinero que NO ES SUYO como lo haría un diligente y responsable padre o madre respecto a su familia, y que intenten no avergonzarnos.
¿Es mucho pedir?
¡Coño, que tienen una situación privilegiada a nuestra costa!
¿Qué me decís de las pensiones vitalicias?

Fe de erratas: donde se lee "inocuidad", léase "INICUIDAD", que es muy distinto.
Perdón.

BRAGAOMEANO dijo...

Y donde dice bancos, yo mas bien diría Cajas, Estamentos manejados por políticos jubilados, cobrando un astronomico sueldo, dando créditos a sus amigos y partidos.
Caso más escandaloso la caja de Castilla la Mancha, donde estan todos pringados y ahora todos callados. Y Hernandez-Molto y todos
los consejeros de momento de rositas, en China los hubieran echo pagar ya la bala a sus familiares.

Jesús Rocha dijo...

Volviendo al futuro: el dinero no existirá, las cárceles serán de papel, los hijos serán hijos de todos y se pedirán en probetas y a la carta, nos alimentaremos exclusivamente de yogures -no soportaríamos otras sustancias-, los señores serán invisibles y saldrán sólo por la televisión. Vagar será un arte de unos pocos. Las empresas, entes etéreos, se moverán por el infinito universo de las ondas hertzianas a la velocidad de la luz. Y los términos: Inversión y quiebra sólo serán utilizables, por ley, para definiciones cuánticas.

Jesús Rocha dijo...

Frase del día: “La inteligencia acepta la duda mística, pero no la manipulación ante la duda” Hoy he empezado con la invención de una frase, seguirán otras muchas, cuando se me ocurran y me venga en gana. Pero volviendo a lo que quiero escribir, se trata de pensar sobre los dos acontecimientos más importantes del día: Uno, la contradicción por el contagio colectivo del mundial de fútbol, y el otro, la huelga de metro, que aunque a mí no me afecta, porque viajo por los Madriles en bici; tiene a todo el mundo dividido, unos a favor o a otros en contra. Para unos son unos héroes sindicales, los únicos que se atreven hacer una huelga como dios manda. Para otros, los que se sienten perjudicados, un despropósito y una prepotencia sindical esta “huelga salvaje”. Para unos, unos valientes, para otros, unos aprovechados de su poder circunstancial por estar en un sector crítico: el transporte; más en estos tiempos modernos, que nos movemos como hormigas en el mes de agosto. Desde luego es un día incómodo pero revelador, días como este son en los que los hombres comparamos nuestro egoísmo y el progreso. Cuando las estructuras perpetuadas se tambalean, resquebrajándose nuestros comportamientos, principios éticos y derechos. Cuando el poder se tambalea y generalmente otros entes aprovechados lo asumen. En este mundo de lágrimas e intereses económicos globalizados. Mundo tendiente a concentrar el capital y a distribuir el dolor. En el que vamos sobreviviendo agarrados a alguna tabla de dioses en los campos de fútbol. Ahora que el imperio no tiene cabezas visibles, donde se permite opinar de todo, menos el libre comercio de capitales, donde los bancos son los nuevos templos. Ahora que somos una sociedad donde el dios dinero sobresale más que ningún otro y va tomando formas concentradas y abstractas de bonos, acciones y valores. Ahora que el capitalismo representa el progreso, y es el consumo el bien perseguido por toda la humanidad. Vivimos sensibles a elementos próximos al poder, donde las cosas más comunes tienen un valor monetario y son mercancías útiles de revalorizar. Somos una sociedad de intercambiadores de mercancías, buscando la abundancia. Donde el progreso genera más concentración de valores. Ahora que han fracasados y muertos los viejos utópicos modelos: socialismo, comunismo, anarquismo, aquellas viejas locuras que despreciaban al becerro de oro en el que nos hemos quedado y donde se ha querido reflejar siempre el ser humano. Ahora todo vale, si es comerciable. Ahora el individuo busca ser mercancía valiosa, el nuevo dios quiere ser él. Producir cosas, consumir, desechar, volver a producir para concentrar el capital, recuperando en cada transacción fortaleza, poder económico y haciendo el templo bancario que contiene los becerros de oro, más grandes y seguros. El hombre antes tenía cuatro cosas útiles que le ayudaban a llevar la vida. El hombre moderno, convertido en su propio dios, debe ser un empresario, debe encontrar valor en las cosas, sólo si son útiles para ser comercializadas. La mística cristiana también ha evolucionado: ha pasado de vender el cielo, ese otro mundo de espíritus puros, desechando las cosas terrenales; a satisfacer los sentidos con consumo material. Antes al pueblo burdo se le impedía pensar, se le obligaba a trabajar sin descanso, en esclavitud, mostrándole la zanahoria del cielo. Ahora se le crean necesidades ficticias, y debe trabajar para consumir. El aburrimiento no es tolerado, es para seniles, se ha proletarizado el tiempo libre, se mercantiliza con el ocio. ¿Hacia dónde vamos? Otra frase que podré guardármela en mi banco particular para mañana: “El lapso que hay entre memoria e inmediatez es lo que se puede capturar y plasmar en conocimiento y arte”

A favor de la huelga salvaje dijo...

A favor de la huelga salvaje, pero no ahora, que es tarde, sobre todo para pataletas de niños malcriados, A favor de la huelga salvaje en el momento que fuimos conscientes de que esto iba a explotar (por Dios!!, seremos capaces de creer que nadie se daba cuenta??!!!).
La burbuja, y su onda expansiva que nos ha tocado o nos va a tocar a todos, la crearon muchos con nuestro consentimiento..

Señores, no nos creamos tan listos juzgando, tenemos y hemos tenido a los gobernantes que nos merecemos.
Y yo me incluyo la primera...y por favor, que no digan que no hay alternativa, si no la hay, se hace...pero lo fácil siempre ha sido dejar que papá Estado nos diga qué hacer, comprar, vender, creer..., lo dicho somos niños malcriados en plena pataleta...patético...

Dejemos de hablar de los errores cometidos, que es de nuevo lo fácil, y planteemos soluciones, que es lo difícil, pero claro, siempre nos ha gustado ir de victimas...., desde luego, pena damos, y mucha.

María

Marta Madrid dijo...

Muchos sindicalistas son auténticos delincuentes mafiosos (que coartan y hasta agreden a sus compañeros), y como tales hay que tratarlos. En el derecho a la huelga hay que respetar los servicios mínimos en los que son esenciales para todos, joder. Si no es INCONSTITUCIONAL.

Es impresentable que no quieran perjudicar a los gays y sí a los trabajadores: pero aquí seguimos aguantándonos con todo siempre. ¡Así nos va!

Este es un puto país de retrasados y acomplejados que se merece todo lo malo que le venga. Hay muchos más culpables que inocentes. Aún así, me da pena que uno solo de los inocentes tenga que pagar por la culpa de otros. Pero supongo que es inevitable.

Este puto país se merece el gobierno que tiene y todas las desgracias que aún le pueda traer.

Y no creo que haya que olvidar lo pasado para nada. Me parecería una injusticia. Entre otras cosas, los que han robado y roban tienen que restituir TODO.

He dicho.

Anónimo dijo...

Podéis hablar todo lo que queráis, pero aquí la única realidad es ésta: el tejido empresarial que se está destruyendo en España es irrecuperable en décadas. Es una sangría. Os lo digo de buena mano.

Sólo un punto de vista dijo...

La única manera de que no se repita el pasado es no quedarse a vivir en él. Hay que recordarlo pero no sólo para quejarse, que es lo que hacemos todos.
Hay que tirar pá'lante.
Los sindicalistas se quejan, reclaman, protestan, defienden los intereses de muchos, incluso de los que no están de acuerdo con ellos.
INCONSTITUCIONAL es no tener trabajo, no tener casa, que los políticos y su órbita roben en nuestras narices, y no veo a nadie haciendo una HUELGA por eso, esa sí que debería ser SALVAJE, BESTIAL, IRRACIONAL...pero claro, quizás es más importante ir en metro en lugar de ir en autobús y tener que madrugar un par de días algo más, pero claro SEGURO QUE QUIEN SE QUEJA TIENE TRABAJO Y CASA, aunque le hayan estafado, porque la CASA le cueste el sueldo y el sueldo que le paguen en su TRABAJO sea miserable y encima te lo bajen.

Es un punto de vista

David Ruiz dijo...

Sí, solo hay que echar un vistazo al resto del mundo para darnos cuenta de que vivimos en un país terrible y en unas condiciones deplorables. De vergüenza vamos.

http://www.fao.org/hunger/hunger-home/es/

http://web.worldbank.org/WBSITE/EXTERNAL/BANCOMUNDIAL/NEWSSPANISH/0,,contentMDK:22531432~menuPK:3327616~pagePK:34370~piPK:34424~theSitePK:1074568,00.html

http://www.who.int/research/es/

http://www.ilo.org/global/About_the_ILO/Media_and_public_information/Press_releases/lang--es/WCMS_069186/index.htm

Anónimo dijo...

Y crees que hacemos algo para que la situación cambie....?

Si no somos capaces de hacer nada por el que tenemos al lado como para irse un poco más allá.

Sólo un punto de vista

Marta Madrid dijo...

Con Zapa todo se andará, majete, no te preocupes, que todo se andará...

Dale tiempo

jur jur

INCONSTITUCIONAL -e ilegal- es no cumplir lo dicho en el 28.2 de la CE.

Deberíamos replantearnos seriamente la yuxtaposición parásita de Administraciones. Eso sí que es una SANGRÍA para todos (Autonomías, Diputaciones Provinciales, Cabildos en cada isla, el Senado, que no sirve absolutamnte para nada, salvo para dar trabajo a traductores exóticos).

PORQUE OTROS -DESGRACIADAMENTE SIEMPRE SERÁ ASÍ, Y LOS MISMOS- ESTÉN PEOR, ESO NO SIGNIFICA QUE LA GESTIÓN AQUÍ HECHA SEA NI MEDIANAMENTE DECENTE.
COMO DICE EL DICHO, EL QUE ASÍ SE CONSUELA SÓLO TIENE UN NOMBRE.

David Ruiz dijo...

Marta, majeta, después de leer frases como “Este es un puto país de retrasados y acomplejados que se merece todo lo malo que le venga” la verdad es que tampoco esperaba demasiada sensibilidad y empatía por tu parte. Pero solo para que quede claro, yo no me consuelo porque haya en el mundo gente mucho peor que yo, me avergüenzo de que haya gente como tú, gimoteando constantemente por chorradas. Ojalá que lo peor que te pase en esta vida sea que no has podido coger el metro dos días. Este país es un país de privilegiados, tú, yo, los cuatro millones de parados y cualquiera que viva aquí, en cualquier país de Europa, o del primer mundo en general. Solo tienes que levantar la vista de tu ombligo para darte cuenta. Otra cosa es que tu idea de privilegiado sea la de tener dos Mercedes y una casa en la playa, no lo sé y tampoco me importa. Como no me importa tu tendencia política ni tus prejuicios a cerca de los sindicalistas. Si crees que puedes hacer cualquier cosa mejor que nadie (gobernar el país, negociar convenios, cambiar la economía de mercado) hazlo, pero ahórranos los lloriqueos. O por lo menos llora con más elegancia.

Mª José dijo...

2025.

Eso son 15 años. Es como idear una historia sobre lo que sucederá mañana. No hay ficción. No hay tensión. Simplemente, vivimos.

Yo tendré unos 52 años; mis hijas, de 27 y 31 años entonces, tendrán su vida y sus circunstancias ajenas a mí.
Ajenas a lo enseñado.
Mi vida transcurrirá más o menos como ahora pero...
quizá tenga que aprender a comunicarme con la gente de formas distintas: con los amigos a través de impulsos nerviosos, con la familia mediante mensajes faciales y en el trabajo con códigos individualizados.
Quizá en casa todo sea pirolítico y ya no tendré que limpiar más el cuarto de baño, sólo barrer cenizas.
Quizá hayamos conseguido acabar con las grasas saturadas y las harinas hidrogenadas, pudiendo diferenciar lo que comamos gracias al sabor y textura de cada ingrediente.
Quizá no exista la ropa de temporada y habremos aprendido a utilizar la ropa, y no al contrario.
Quizá gane el libro electrónico, quizá no haya especulación,
quizá el Valle del Jerte tenga tremendas cerezas...

quizá mis hijas, dentro de 15 años, se rían conmigo cuando les enseñe las tonterías que escribía su madre.



Mª José.

(por favor, Josean, propón otro ejercicio antes del 2025. Gracias)

Jesús Rocha dijo...

Me encanta leer a Mª José, cómo piensa y ve el futuro, su frases son frescas, positivas. ¡Cómo presenta los temas, tan simples, tan profundamente inteligentes!
Volviendo a imaginar el futuro próximo: 15 años pueden ser mucho o casi nada. ¿Cuánto hemos cambiado en los últimos 15 años pasados? Supongo que depende para quién. Para los que vivimos en la cresta de la ola, no parece que el mundo sea muy diferente del de hace 15 años: Ahora tenemos más artefactos, más electrónica en nuestras vidas, más comodidades fáciles, mandos a distancia, televisión en color. Y también más dependencias que se nos han impuesto sin que apenas lo notáramos: más hipotecas, más seguros, más desplazamientos, más horas de trabajo, más reglas, más orden y limpieza, más obligaciones. Pero al final, lo importante del mundo para nosotros, son las personas, y seguimos casi, con las mismas mentalidades, lenguajes, modos, actitudes e ideas políticas. En eso no hemos cambiado mucho. Para el que llegó en patera, si es otro mundo muy diferente del que viene, seguramente todavía le habrá costado comprender este nuevo mundo tan diferente del de su aldea.
Pero mirando con mis propios ojos, lo más grande que ha ocurrido en estos 15 años pasados, ha sido la inmediatez de la comunicación: los teléfonos móviles, los ordenadores personales, Internet. Y creo que en los próximos 15 años, se seguirá esta misma línea de conexiones múltiples y rápidas, con acceso inmediato a imágenes, a poder conectarse con cualquier persona en el mundo, de poder estar visualmente en cualquier parte; con traductores simultáneos, visiones directas por cámaras, ordenadores que nos recomiendas que hacer y nos tendrán totalmente controlados. El curriculum no hará falta hacerlo, se podrá tener un resumen, al nivel que se desee, de la vida de cada uno. Pero nuestra capacidad de asimilación no estará preparada para tanto cambio. Como siempre, nuestros hijos lo harán mejor. Como siempre, las instituciones controladas por las personas mayores de altas jerarquías, cargos y derechos adquiridos, serán más reacias a adaptarse a los cambios que podrían beneficiar a todos, como la participación directa en las tomas de decisiones. Está pendiente, y costará, adecuar los órganos de gobierno a las posibilidades que la tecnología ofrece a una gobernanza con participación directa de todos, sin tanta representación concentrada en unos pocos que hablan en nombre de los demás, y que muchas veces, se aprovechan de su posición de favor. Seguramente en un futuro lejano, el anarquismo será posible.

Jesús María dijo...

Me encanta leer a Mª José, cómo piensa y ve el futuro, su frases son frescas, positivas. ¡Cómo presenta los temas, tan simples, tan profundamente inteligentes!
Volviendo a imaginar el futuro próximo: 15 años pueden ser mucho o casi nada. ¿Cuánto hemos cambiado en los últimos 15 años pasados? Supongo que depende para quién. Para los que vivimos en la cresta de la ola, no parece que el mundo sea muy diferente del de hace 15 años: Ahora tenemos más artefactos, más electrónica en nuestras vidas, más comodidades fáciles, mandos a distancia, televisión en color. Y también más dependencias que se nos han impuesto sin que apenas lo notáramos: más hipotecas, más seguros, más desplazamientos, más horas de trabajo, más reglas, más orden y limpieza, más obligaciones. Pero al final, lo importante del mundo para nosotros, son las personas, y seguimos casi, con las mismas mentalidades, lenguajes, modos, actitudes e ideas políticas. En eso no hemos cambiado mucho. Para el que llegó en patera, si es otro mundo muy diferente del que viene, seguramente todavía le habrá costado comprender este nuevo mundo tan diferente del de su aldea.
Pero mirando con mis propios ojos, lo más grande que ha ocurrido en estos 15 años pasados, ha sido la inmediatez de la comunicación: los teléfonos móviles, los ordenadores personales, Internet. Y creo que en los próximos 15 años, se seguirá esta misma línea de conexiones múltiples y rápidas, con acceso inmediato a imágenes, a poder conectarse con cualquier persona en el mundo, de poder estar visualmente en cualquier parte; con traductores simultáneos, visiones directas por cámaras, ordenadores que nos recomiendas que hacer y nos tendrán totalmente controlados. El curriculum no hará falta hacerlo, se podrá tener un resumen, al nivel que se desee, de la vida de cada uno. Pero nuestra capacidad de asimilación no estará preparada para tanto cambio. Como siempre, nuestros hijos lo harán mejor. Como siempre, las instituciones controladas por las personas mayores de altas jerarquías, cargos y derechos adquiridos, serán más reacias a adaptarse a los cambios que podrían beneficiar a todos, como la participación directa en las tomas de decisiones. Está pendiente, y costará, adecuar los órganos de gobierno a las posibilidades que la tecnología ofrece a una gobernanza con participación directa de todos, sin tanta representación concentrada en unos pocos que hablan en nombre de los demás, y que muchas veces, se aprovechan de su posición de favor. Seguramente en un futuro lejano, el anarquismo será posible.

Mª José dijo...

Gracias por tus palabras Jesús, eres encantador.


Mª José.

gilbert dijo...

aquí también hay un fan del estilo de maría josé. me encanta/
estoy de acuerdo con marta, salvo en dos cosas: desearle algo malo a nadie (el paro, por ejemplo) y lo del fútbol. tienes q entender q la gente se agarre a cualquier ilusión y alegría q le saque de la rutina, espoleados ade+ por los medios de comunicación. aparte el hecho de poder sacar sin ser mal visto el patriotismo reprimido que muchos aún sienten y dificilmente pueden expresar en otras ocasiones. por lo de+ to también estoy harto de la dictadura de lo políticamente correcto y de otras muchas cosas q dices (parece q nos la tenemos q coger permanentemente con papel de fumar cuando exponemos cualquier opinión en este país). si hubiera mucha más gente tan vehemente como tú lo pareces nos iría seguramente mejor, y abusarían menos de nosotros. pero con tu permiso hoy me voy a dar un chute del opio del pueblo, pq a lo mejor es la última oportunidad de ver a la selección en otra semifinal de un mundial.
ah, y a saber dónde estamos en el 2025...!

BRAGAOMEANO dijo...

MIRARSE AL OMBLIGO:

Nos reímos de los franceses por su chovinismo,
Pero nosotros no hacemos más que mirarnos al ombligo.
La culpa nunca es nuestra.
El gobierno dice que es de la oposición, del sistema financiero
Internacional, el contubernio de Munich o la conspiración judeo masónica.
La oposición con algo más de criterio echa la culpa al gobierno.
El mal empresario también. El mal obrero si le mandan al paro, la culpa
Es del patrón explotador.
Si no podemos pagar un crédito firmado con total conocimiento de causa,
La culpa es del banco, que es un chorizo y un abusón.
Si nos ponen los cuernos, la culpa no es nuestra, ni de nuestra pareja,
Si no del que no los pone.
Si suspendemos un examen, la culpa es del profe, que nos tiene manía.
Y así en un largo etc.
Si no empezamos por nosotros mismos, a intentar asumir parte
De nuestra culpa a nivel individual, dentro de 15 años todo seguirá
Igual excepto que seremos más viejos.

Toño dijo...

Parece que lo de Nueva Nueva Rumasa está más cerca...

Mirad:
http://www.elpais.com/articulo/economia/Nueva/Rumasa/tiene/impagados/banca/valor/76/millones/elpepieco/20110216elpepieco_2/Tes