miércoles, 9 de diciembre de 2009

10.000

Al ver el modesto contador de visitas esta mañana me he dado cuenta de que ha pasado de las 10.000 desde que lo coloqué en mayo. Esta cifra tan redonda me ha recordado un libro publicado recientemente en España con el título de Fueras de serie, en el que el autor, Malcom Gladwell, intenta explicar por qué unas personas tienen éxito y otras no. Dejando a un lado lo escurridizo que puede llegar a ser el significado de la dichosa palabrita, me ha llamado la atención su teoría del éxito basada en el límite de las 10.000 horas. Según Gladwell, todo aquel que dedique 10.000 horas a cualquier actividad se convertirá en un experto en la materia (algo que no garantiza al éxito como todos sabemos). Es decir, que si yo me quiero dedicar a los blogs, cuando haya llegado a las 10.000 entradas, suponiendo que cada una de ellas me lleve una hora, me habré convertido en todo un experto, así que me queda mucho por delante, no desesperéis.
¿Qué se os ocurre hacer con las 10.000 horas?
¿Convertiros en escritores? Si nos lo tomamos como un trabajo a jornada completa serían unos 7 años a razón de unas 1.500 horas/año
Es bonita esta idea basada en el sudor y no en la bobalicona inspiración...
¿Qué más se os ocurre que podríais aprender en 10.000 horas?
¿Qué actividad habéis hecho ya durante más de 10.000 horas?
Soluciones en los comentarios.

14 comentarios:

Mariajosé dijo...

Miles de horas llevo gastadas,
miles,
en rencores.

Y no aprendo.

10.000 horas recordando
lo que hace daño.
10.000 horas olvidando
lo que no debo.

Y no aprendo.

Las horas se me van,
se me han ido...
se me fueron.

10.000 horas son.
10.000 horas que tuve,
las mismas que ya no tengo.

Horas de paseos largos,
horas de cortos paseos.

¡Qué mal momento es ahora
para recontar lo nuestro!

Horas que se han perdido,
horas que ya no encuentro.
10.000 horas regaladas
envueltas en papeles viejos.

¿Qué aprendí de mi vida,
ahora que ya he muerto?
Que la noria gira y gira,
que la tarde va muriendo,
que los caballos se desbocan,
que el amor es un invento
que transforma el agua en nieve
y las horas en lamentos.

10.000 horas he perdido
esperando un reencuentro .


Mª José

Jesús Maria dijo...

No sé por dónde empezar, demos por terminada la frase “Cómo está el personal”, insistiré en contar otras horas y cosas:
Pensando en Aminetu Haidar ¿cuántas horas puede aguantar un cuerpo sin comer?
Pensando en la ayuda humana frustrada ¿cuántas horas estarán los cooperantes raptados?
Pensando en el paro que no ceja ¿cuántas horas laborales perdidas?
Pensando en la paz desangrada ¿cuántas balas gastadas en los conflictos?
Pensando en los asesinos que andas sueltos ¿cuánta sangre derramada?
Pensando en las bombas que destruyen ¿cuántas vidas arruinadas?
Pensando en el dolor infinito ¿cuántos gritos arrancados?
Pensando en las personas perseguidas ¿cuántos miedos acumulados?
Pensando en la curia pendenciera ¿cuántas hostias repartidas?
Pensando en la corrupción arraigada ¿cuántas caras compradas?
Pensando en la prensa alicaída ¿cuántas palabras vanas?
Pensando en los parías en ruina ¿cuántas vidas acabadas?
Pensando en el hambre insatisfecho ¿cuántas calorías arrojadas a la basura?
Pensando en la economía jodida ¿cuántos euros, fruto del trabajo ajeno tienen los bancos?
Pensando en la atmósfera de la tierra, ¿cuántas partículas nocivas suspendidas hay?
Pensando en nuestro futuro ¿cuánto combustible fósil consumido?
Pensando en el cambio climático ¿cuántas personas morirán?
Pensando en la esperanza ¿cuántos suspiros guardados nos quedarán?

Anónimo dijo...

¿Por qué 10.000?

Bien quedó demostrado hace siglos que para hacer algo épico basta con 300

David Ruiz dijo...

no las he contado
pero seguro que he dedicado más de 10.000 horas
a erradicar el odio del mundo
y ahora sin embargo me conformo
si el odio no me erradica a mí

10.000 horas que son 100 créditos
he dedicado a la comprensión de mi amante compañera
y aún no me han convalidado ni una sola de las horas
de cuidados intensivos

al cambio
alrededor de 417 días completos dedicados
a pasatiempos y juegos de manos
que no me deben salir tan mal como pienso
cuando hay alguien que cree que me dedico a esto

10.000 horas netas en limpiar mi nombre
10.000 horas brutas en abrirme la cabeza con ecuaciones
10.000 horas trepando bonsáis
solo por disfrutar de las vistas

10.000 horas en ir
unos pocos minutos en descubrir
que me había equivocado de camino
10.000 horas [no las mismas] en volver

13.567 horas cotizadas en la seguridad social
en concepto de trabajo técnico por cuenta ajena
trabajadas seguramente más
efectivas seguramente menos

he empleado tres veces ese tiempo
en aporrear guitarras con dos manos izquierdas
siendo diestro
para atrapar las mismas notas que habría conseguido
golpeando una piedra con un palo

10.000 horas en trabajos forzados y forzosos
10.000 horas invertidas en ver pasar las nubes
10.000 horas de deformación a cuenta del estado

y sin embargo la falta de memoria
me niega cualquier tipo de experiencia o rango
al final no va a ser el tiempo que inviertas
si no el disfrute que obtengas de lo invertido

así es

la experiencia debería empezar a cuantificarse
en orgasmos

BRAGAOMEANO dijo...

Cuando llegue a los 10.000 orgasmos
escribire algo. Si es que lleguo.
Hace años que perdi las cuentas de las pajas que llevaba. Los polvos
eran más faciles de contar por ser minimos.
Ahora bien como no veo muy claro lo del sexo tantrico, no creo que llegue en está vida a estar 10.000
horas de orgasmo.
Eso si aún recuerdo aquel glorioso día que el dinero me sobraba y me limpie mi culo, con un billete como el que ilustra el post, como dice una canción : " pobre principito ". Pero mi culo se quedo bien limpito.

Maribel dijo...

Le doy 10.000 monedas [o un beso bien dao] a quien averigue de quien es esta cita:

"La política deriva invariablemente en fascismo. Todo político aspira al poder y éste, una vez alcanzado, se nutre de tantos intereses creados que se convierte en un fin en sí mismo, no en un medio. Así, aunque al principio se buscara el interés general, termina por buscarse el propio o el de unos pocos, aún a costa de cometer actos manifiestamente inmorales e inicuos. La única diferencia que hay entre los gobernantes es los que son fascistas desde el principio y los que no, pero todos acaban siéndolo."

A ver los listos de la clase....

Anónimo dijo...

Como siempre, Mª José, maravillosa. ¡Qué hermoso lo que has escrito! Es un auténtico placer leerte.
¿Tienes blog?

Maria Jose dijo...

Muchas, muchísimas gracias.
Intentaré estar a la altura de tan agradable comentario.

Mª José

No tengo blog.

BRAGAOMEANO dijo...

Maribel, la madre del topo.
O alguno más fascista que los gobernantes.

David Ruiz dijo...

La verdad es que a mí también me parece una justificación bastante pobre del fascismo. Así que yo también apuesto por un fascista encubierto, un político con tendencias fascistas o similar. Probablemente español, que aquí somos muy de criticar a los políticos hagan lo que hagan.

¿Qué Maribel? ¿Hemos ganado al menos 500 monedas de oro o medio beso mal dao en la mejilla?

Anónimo dijo...

¿Cantinflas?

Si he acertado yo quiero el dinero, porque lo mismo eres más fea que el pito de un oso

David Ruiz dijo...

No sé qué es lo que vosotros creéis saber de nosotros pero yo os voy a decir qué es lo que nosotros sabemos de vosotros queridos anónimos.

1.Cuando uno no firma sus comentarios (me gustaría poder decir textos o ideas) es porque se avergüenza de ellos o porque tiene miedo de represalias. Sois unos COBARDES.
2.La gente que en vez de aprovechar el espacio que se les ofrece para desarrollar la creatividad y demostrar su talento (por mínimo que sea) se dedica a intentar tirar por tierra el trabajo de los demás es MEZQUINA.
3.Si no eres capaz de defender una idea razonando y en lugar de ello te dedicas a insultar o a realizar alusiones personales es que eres un EUNUCO INTELECTUAL.
4.Aquellos que creen que una opinión anónima debería importarnos o que a consecuencia de una crítica (todavía no he leído nada anónimo que se pueda llamar crítica) vamos a dejar de escribir son muy EGOCÉNTRICOS.
5.Si eres la típica persona que no sabe cuando está de más en un lugar eres un CANSINO.

A mí particularmente me hacéis mucha gracia. Me recordáis a cuando iba al zoo de pequeño y pasaba por delante de la jaula de los macacos que son unos animalejos que están permanentemente enfadados. Por eso de vez en cuando os echo algún cacahuete, para veros saltar y reírme un rato. Hasta que me aburrís.

Espero que seáis lo suficientemente listos (tengo mis dudas) como para comprender esto porque no voy a volver a perder cinco minutos en sentarme al teclado para explicároslo. Espero que hayáis entendido en que lado está cada uno. Nosotros seguiremos con lo nuestro, vosotros seguid con lo vuestro.

P.D. Podéis ahorraros una contestación, esto nunca ha sido ni será un diálogo.

Por que yo lo valgo dijo...

No se debe meter a todos los anónimos en el mismo saco.
Tampoco algunos que firman siempre dicen algo que le importe a nadie.

Feliz Navidad (parece que está prohibido decirlo) a todos, se la merezcan o no.

Tu mamá te dijo...

que no demuestres con tus palabras que no tienes absolutamente nada que decir.