domingo, 14 de diciembre de 2008

La receta de la felicidad



Escuchad la receta de la felicidad que aparece en este vídeo de Redes, el programa de Punset (desde el minuto 1:08 al 4:30 -justo antes del vídeo dice Punset: "...la ciencia nos está diciendo que no vale la pena aparcar para después de la muerte la búsqueda de la felicidad...").

Este ejercicio nos lo propuso Carlos ayer en el taller y su enunciado es más o menos éste: vista esta receta perfecta sobre la felicidad, ¿dónde falla?

Animaos y dejad vuestra solución al ejercicio en los comentarios.

Y muchas gracias a Carlos y a todos los del taller. Es un placer trabajar con vosotros.

9 comentarios:

Toño dijo...

INGREDIENTES PARA LA INFELICIDAD

No te mezcles con la chusma, mejor sólo que mal asesorado.
No busques pareja, no te rebajes a ello, si quiere, que te busque ella a ti.
No te acuestes con nadie, es una pérdida de tiempo y de energía.
Ten envidia; cuando te reflejes amarillo o verde en el espejo verás qué mala cara tienes.
Haz lo que te disgusta hacer, si es posible, hasta la jubilación.
Busca desesperadamente que nada cambie.
No seas libre, haz siempre lo que te han dicho que debes hacer.
Baraja múltiples acciones, constantemente, pero no decidad nada.
No eches a la loteria, la felicidad sólo te duraría 3 meses.
Y si alguna vez disfrutas, que nadie lo note.

No olvides que para el éxito de esta receta todo depende de ti.

Y con respecto a la pregunta de qué falla,
aquí no falla nada,
esta receta es infalible.

Jesús Maria Rocha dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

Vivimos buscando la felicidad, a lo mejor, la felicidad es la nada, estar muertos, cuando ya no buscamos puede que se encueste la felicidad, lo malo es que nadie ha regresado confirmándolo. Pero mientras estamos vivos, cociéndonos en este mundo, queremos vivir en un cierto grado de felicidad (estar calentitos), procurando tener nuestras necesidades básicas cubiertas, para no pasarlo mal: no tener: Hambre, frío, dolor, ni penas. (Por lo menos aprender a llevarlas con alegría)

Ingredientes: (De temporada, adaptados a la época que nos ha tocado vivir, y estar enterados de lo que pasa en el mundo)

-Amor, - Tiempo libre, -Recursos materiales para no pasar hambre ni frío.

Este hervor requiere un esfuerzo por nuestro parte, para lograr sobreponernos a los inconvenientes, es bueno moverse, desarrollar actividades que nos mantenga vivos y sentirnos útiles (en el hervor se mueven los gustos). Somos unos animalitos gregarios; nos necesitamos unos a otras (estamos todos en la misma cazuela); necesitamos tener apegos afectivos, inclusive para tener hijos y hacer planes de futuro, esto nos alegra la vida, aunque nos vayamos a morir. Cada uno de nosotros tiene sus peculiaridades (sabores y texturas), conocerlas, mejora nuestro sistema de respuesta al entorno (da un caldo más rico). Por otra parte, es bueno saber apreciar la soledad. No tener presiones imperiosas: no al Estrés, no tener que decidir en lo desconocido. La felicidad se encuentra en un término medio entre el aburrimiento y la ansiedad ((necesitamos cocernos a fuego lento) con mucho tiempo libre (saladito).

Jesus Rocha

David Ruiz dijo...

DESMONTANDO LA FÓRMULA DE LA FELICIDAD

De todas las razones por la que la fórmula me resulta inexacta, sosa y descuidada me he decantado por mostrar estás tres que me parecen las más explicativas:

1. ROZAMIENTO. Cuando intentaba comprender la hidráulica en quinto de carrera, ayudado por esos profesores a los que nunca recuerdo con cariño, había una trampa en la mecánica de fluidos que nunca llegué a asimilar pero que me resultaba muy curiosa. En cualquier movimiento de un fluido éste experimenta un rozamiento, sin embargo este rozamiento no se tenía en cuenta en las ecuaciones de la dinámica ya que resultarían “demasiado complejas de resolver”. Este hecho, que simplificaba la ya de por si dura vida del estudiante, daba lugar a unas ecuaciones descafeinadas y de trámite que solo servían para evaluar conocimientos y poco más al no mostrar un modelo basado en la realidad. Primer gran error de la ecuación de la felicidad: no tener en cuenta que la vida tiene rozamiento, y de que manera.

2. PRINCIPIO DE INCERTIDUMBRE. Existe en física un principio de los muchos que hay para rellenar esos grandes agujeros de ignorancia que tenemos con respecto al universo que se denomina Principio de Incertidumbre. Este principio viene a explicar que en algunos casos por el propio hecho de realizar una medida, el experimentador modifica los datos de algún modo, introduciendo un error que es imposible de reducir a cero, por muy perfectos que sean nuestros instrumentos. Segundo gran error de la ecuación de la felicidad: el propio sujeto que intenta medir su felicidad por el hecho de estar-ser presente y consciente ya modifica el resultado, y de que manera.

3. LOS NÚMERO COMPLEJOS. Cualquier ecuación en la que modificando dos conceptos y tres variables pueda extrapolarse, por ejemplo, a un mono o a un perro está infravalorando al ser humano (o a una gran cantidad de ellos). El término número complejo describe la suma de un número real y un número imaginario, algo así es el hombre/hombra, dónde la parte real sería el animal que todos conservamos y que es feliz comiendo, durmiendo y consumando, y la parte imaginaria sería el plano de los sentimientos y su expresión. Claro que todos somos felices consumando pero consumar no es suficiente. Tercer gran error de la ecuación de la felicidad: no tener en cuenta que el ser humano es complejo, y de que manera.

Además, y esto ya es una suposición personal, la mayor parte de las personas no buscan la felicidad. La felicidad de una manera continuada es aburrida y el papel de víctima es mucho más estimulante que el de individuo feliz. ¿Qué programación tendrían las televisiones en un mundo feliz? ¿de qué tratarían las películas? ¿de qué se hablaría con la vecina del quinto?

Para llegar a la felicidad hay que abrirse paso a machetazos en una jungla interior y personal que requiere de tal intuición y honestidad con uno mismo que no todos están preparados para emprender el viaje. O no todos quieren emprenderlo.

Ahí queda eso.

Me voy a fluir con la plaiestation.

Anónimo dijo...

La felicidad no falla, fallamos nosotros, que siempre queremos más, y si en algo tiene que fallar, es en su brevedad, es efímera y se nos escapa de las manos,huye de nosotros y sólo aparece cuando ella quiere, en momentos inesperados, que no desesperados.
Nuestra única opción es disfrutarla, valorarla y recibirla siempre con los brazos abiertos.
Ella surge en momentos importantes, unicos y fundamentales para nosotros pero también en momentos cotidianos, a veces compartidos, a veces solitarios.

Si a mi me preguntan diría que la felicidad es mi hijo y su sonrisa.
Pero también una sobremesa compartida y conversada.
Salud, trabajo y amor.

María
María

Jesús Maria Rocha dijo...

Me ha gustado lo de salud, trabajo y amor.
La salud es obvia, el amor puede ser obvio.
Pero el trabajo, el trabajo... es más una cruz.

jesús y achiss.

Anónimo dijo...

Otra reseta para la felicidad: Escribe Haikus como:

Sonido y luz
sentidos de la vida
busco silencios.

Raspa el grillo
con lejano susurro
al caer la tarde.

La noche negra
en la luna plateada
claridad halla.

Si amanece
con sol sobre el monte,
la tierra canta.

Con luz humana
las cuatro estaciones
marcan la vida.

Cunde más. Jesús

BRAGAOMEANO dijo...

LA RECETA DE LA FELICIDAD:

Para ser feliz en España, lo único que hay que hacer,
Es hacer lo que hacen los demás, ir donde va la gente.
Repetir los mismos tópicos, echar las culpas de todo
Lo malo al imperialismo americano, de lo bueno al gobierno
Que has votado
Si eres un bicho raro con pensamiento propio e ideas propias
Estas condenado a la infelicidad eterna, a vagar por las tinieblas.
Por eso los fascismos en tiempos de crisis triunfaron en los años
30 del siglo pasado y en Hispanoamérica vestidos de democracia
Siguen triunfando. En España en las comunidades autónomas. Los nacionalismos.
Trabajo, patria y familia, en eso se resume la felicidad del
Asalariado del montón, seguro que habría pocos españoles
Que no fueran felices en el momento que España gano la eurocopa
De fútbol.
En este país en donde toda la historia se oposita a vivir sin trabajar,
Los estudios demuestran que los que van al paro, aunque cobren
Subsidio son infelices.
Yo soy feliz trabajando, llegando a casa cansado, pero contento
Si en ella están mi mujer y mi hijo esperándome con una sonrisa,
Para contarme mientras comemos como les ha ido la mañana
Y mientras cenamos como les ha ido el resto de día. No quiero
Riquezas, solo salud para trabajar y mantener a mi casa y a mí
Gente sin ninguna carencia. Está rutina diaria me hace feliz.
Y el consumismo excesivo en el que a veces cae mi señora,
Me produce un tremendo amargor estomacal, sobre todo
Si va acompañado con la frase “hay que comprarlo porque el
Papa de fulanito también lo tiene

Anónimo dijo...

Cuánta razón tienes, Bragaomeano, en todo, pero especialmente en lo de los norteamericanos!! Mucho criticarlos, pero después fascinados por todo lo que tiene que ver con ellos, premios incluidos.