sábado, 22 de noviembre de 2008

Crisis

El tema de la crisis me interesa mucho. Me parece alucinante que unos tipos jueguen con el dinero de todos, se forren hasta lo obsceno y encima vayan de modelo a seguir. Me hace perder la confianza en el género humano que la salida de la crisis sea que el estado (todos) tengamos que tapar los agujeros sin que nada cambie demasiado para que los mismos tiburones de cuello blanco sigan haciendo lo único que saben hacer: parasitarnos a todos. ¿Cómo es posible que todos hayamos comprado casas, acciones y productos de todo tipo por un valor mucho mayor del que realmente tienen? Esto es indignante y habla muy poco a favor de nosotros que seguimos tirando del carro confiando o no en la arbitraria justicia divina.

Pero no os quiero oscurecer la tarde y el ejercicio de hoy no es que escribáis una soflama amargada como la de arriba. Preferiría en cambio que lo que escribiérais se pareciera más a la aguda explicación que da aquí abajo George Parr:




Y bueno, si queréis una explicación más o menos igual de clara, pero en nuestra lengua aquí tenéis a Leopoldo Abadía en el programa de Buenafuente:



Así que nada más, a escribir lo que se os ocurra sobre tema tan jugoso como la crisis.

9 comentarios:

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Jesús Maria Rocha dijo...

En crisis me qudo con mi bici: La bici ha pasado a ser parte importante de mi vida, próxima como mis zapatos, como la ropa que uso, una extensión más de mis extremidades. Le he puesto un nombre simple y común: “Manuela”. Es azul, tiene el manillar y los guardabarros plateados, sillín de cuero, de los antiguos, que le da un aire como añejo y fuerte. No le falta nada, tiene luces, retrovisor, cambios; tampoco le sobra nada, no escandaliza, ni asusta, ni da miedo. Me es fiel, no me falla. Como todas las bicicletas no es complicada, sólo requiere un poquito de cariño. Me gusta tenerla limpia, agradece que infle sus ruedas, devolviéndole un poco del aire con que colma mis pulmones.

David Ruiz dijo...

Iba a egclibil de la cligig pelo me legulta complicado, el banco ha embalgado las letlag "ele" y "ege" de mi teclado.

Jesus dijo...

Financiero creador de crisis:
Individuo que al cielo clamas.
¡Cómo te atreves, dí!
¡Cómo te atreves!
Nacido de la casualidad y las llamas.
¿Quién eres tú para llorar?
Pequeño ser biológico acoplado.

Matas por someter a todas las seres
que ves por tu mira telescópica.
Por mal camino te arrastras, creando desigualdades.
Impulsor de fuerzas contrapuestas, depravado.
Ejercitas tu poder sin importarte otras vidas,
Proclamas lanzas, con tus turbios discursos dominantes,
produciendo diferencias, fanatismos y exclusiones.
Despiadado potenciador de las intolerancias y las muertes.

Maldito engreído, que sólo persigues el poder,
con tus largas garras silenciosas.
Industrial de las guerras, represor de pueblos,
político bélico, ser bajo, vil y canalla.
Por derecho, no apto para generar vida.

Dueño de farsas económicas, mecánicas y estratégicas.
Dominador del mísero fango monetario.
Ideólogo de barbaridades que tú no soportas ni acompañas.
Institucionador de lo falso, padre de tarjetas, contratos y patrañas.
Tus supremos aparatos soberanos la crítica no aguanta

A dónde vas… banquero loco,
técnico invasor de todo lo sagrado,
creando un orden con formato de caos.
Tu derrota clama a los cielos

No hay rebelión que te sustente,
De ti nacen todos los conflictos,
motor de miserables instituciones,
donde fijas sus límites y fines.

Contrincante de tu propia trama de cambio.
Tus valores morales racionalizan tus bajas pasiones,
inamovible en obtener tus intereses.
Muere, desalmado.

Anónimo dijo...

¿Qué es la crisis?, y tú me lo preguntas?, Crisis eres tú....

María

Anónimo dijo...

LA HIPOTECA:

Cuando miro el recibo de la hipoteca y oigo que el gobierno
Aprueba dar dinero a los bancos, me miro al espejo y se me
Pone una cara de tonto que es la leche.
Miro el recibo y pone:
Amortización 150 euros.
Intereses 850 euros.
Total 1000 euros.
Entonces voy al banco y pregunto: Si tengo una hipoteca en la que
Pago de intereses el euribor más el 0.33, ¿como puede ser que pague, esa
Cantidad de intereses y amortice tan poco ?
Y me contesta la señorita del banco, es que en España se utiliza la tabla de
amortización francesa. Y yo la contesto, pues mas bien diría yo que es la griega, ¿La
Griega? replica ella. Si, porque no veas como da por culo.
Entonces te pones a mirar cuando terminas de pagar y pone en el 2047,te pones a sumar y te das cuenta que si llegas a terminar de pagarlo, tienes
que venderlo para poder pagar el asilo, que dicen los científico que por esas
fechas la esperanza de vida será de 120 años. Arreglados estamos.
Y entonces ves y oyes, que si la bolsa baja, que si las acciones están por los
Suelos. Y yo lo único que bajo es la bolsa de la basura al contenedor y por
Los suelos lo que tengo son los juguetes del niño.
Y digo yo, el dinero este que pierden en las bolsas ¿Desaparece por arte de birlibirloque? ¿o alguien se lo lleva a una isla paraíso fiscal? . A quien se le ocurre, jugar con su dinero en bolsa, si eso es como el bingo que para una vez que cantas línea, 20 veces compras cartones.
Si yo logro sobrevivir a la crisis con la cantidad de
Intereses que pago
a un banco que me roba con
Mi consentimiento por un lado y de mis impuestos con el del gobierno por otro. El que no tiene
Hipoteca y tiene casa, ese tío vive como un maraha.
¿ Crisis ?, ¿ Que crisis ?, solo para los que no tienen nada que siempre están como el teatro y para los que tenemos todo sin pagar y muchos años por delante.
Que ten echan al paro, tu lo que eres es un privilegiado, dos años que te puedes tirar tocandote lo güevos y cobrando, en España, el país con más días de sol de Europa, realajate y haz lo que siempre has soñado, escribe un libro , monta en globo, planta un árbol, preparate un huerto, liga en la cola del Inem, rompe mobiliario urbano en las manifestaciones para desahogarte. Espera al panadero y dile : tu si que tienes suerte, que todos lo días tienes trabajo, porque pan hay que comer siempre.
Cuando se acerque el fin del subsidio, entonces si todo sigue como hasta ahora y no has encontrado trabajo, entonces si que podrad decir : ¡ Menuda crisis !
BRAGAOMEANO.

Anónimo dijo...

Esto no es sobre la crisis, es sobre la felicidad. He prometido que el próximo dia 13 les daría la "RECETA DE LA FELICIDAD". A los que quieran verlo (es un video) lo proyectaré a las 10:40AM en la sala de relax que es la que nos toca. Son como 5 minutos, en el resto del tiempo, hasta que comience el taller a las 11:00AM, el ejercicio consistirá en que, siendo el video tan convincente, deberán escribir que falla en la "RECETA DE LA FELICIDAD".

Saludos,

Carlos_Freites@yahoo.com

porponer dijo...

La crisis comenzo el dia en que el hombre empezo a dejar de amar y comenzo a consumir, consumir y consumir.
Y tanto consumió, que perdió la esperanza, y la alegria de vivir.

Tenia tres casas vacias, seis coches de lujo, un carnet sin puntos y mil amigos cibernautas.

¿Como se consume tanta soledad, sin una tarjeta que funcione?

La solucion es darle al gobierno lo poco que nos queda, para que lo redistribuya entre quien mas lo necesita. Salvemos a los bancos para que nos sigan sacando los higadillos todos los primeros de mes.

¿Y digo yo? ¿si todos los bancos quiebran y perdemos el dinero?
¿Tambien perdemos las deudas?

Comer, para trabajar, y despues comer para descansar y poder trabajar para poder comer para ......

Ya no se tira la gente desde los rascacielos como en la crisis del 29.- (es que han cobrado los bonus, y los han puesto a plazo fijo en las Caiman).

Bueno, son las 24,45 y hace sueño.
hasta luego

Jesús Maria Rocha dijo...

¿El amor no es una crisis?
¿El amor no nos consume?
Qué sino el amor, nos hunde en la desesperación.
Que similitudes hay entre amor, crisis, desesperación, vamos la sal de la vida.
Pero la sal casi no cuesta dinero (Gandhi se reveló con que fuera utilizada como impuesto). Ahora pagamos por la nieve que cae en silencio, por el aire limpio que respiramos, pagamos casi por existir. Y no digo nada, cuando nos toque irnos de este mundo: “Son baratos los entierros” ¡Qué bajo hemos caído!
Pero los impuestos, las hipotecas, el consumo, los coches, las casas, el dinero; forman ahora “la crisis”, no emocional, sino vivencial. ¡Qué bajo hemos caído!

Jesús